Vivienda para un Nadador

Fotomontaje vivienda unifamiliar en Cartagena
Fotomontaje general.

Casa de campo con piscina y muy familiar.

El cliente tenía claro que quería una vivienda donde poder disfrutar de su gente en este precioso enclave durante todos los días del año. Por ello, tenía que ser una casa adaptable a las distintas temporadas y que permitiera hacer vida de grupo tanto al interior como al exterior.

Con estas premisas, buscamos espacios muy comunicados entre sí que se volcasen al exterior. La piscina climatizada de 25m que tanto querían es el centro del ocio, por lo que se ha equipado al máximo y será incluida en el programa interior con una cubierta telescópica en el futuro. De esta forma, en verano puede quedar completamente abierta al jardín, las pistas de tenis y las preciosas vistas del Mar Menor.

La vivienda, que abraza en forma de C este espacio, recibe a la familia y a todos sus amigos bajo un estupendo porche cubierto donde destaca el gran ventanal esquinero que hace las veces de asiento del salón. Al entrar, la calidez del parqué y una chimenea en piedra contrastan con los paramentos blancos lisos y las carpinterías negras que enmarcan el paisaje.

Paneles correderos de vidrio sin carpintería dotan de flexibilidad el espacio y permiten su compartimentación ocasional para la creación de la sala de juego para niños y un despacho.

La cocina abierta es de gran tamaño y está perfectamente comunicada en términos visuales y de recorrido con el salón-comedor y el comedor de verano exterior. La ubicación de barras en la ventana y hacia el comedor aumenta su practicidad en los momentos que hay visitas. La despensa, la lavandería y el servicio auxiliar sirven de apoyo, separan usos y comunican la vivienda cómodamente con un garaje adosado para dos vehículos, el espectacular gimnasio con ventanas panorámicas y todas las terrazas superiores transitables.

El área de habitaciones infantiles, que se orienta a sur con grandes ventanales y elementos de control solar, tiene dos dormitorios gemelos dobles para los niños, que comparten baño. Al fondo destaca el bloque de la habitación principal con baño propio, vestidor integrado, terraza privada y balcón. Orientada hacia el este, enmarca las mejores vistas y vuela sobre la piscina. Las carpinterías permiten la ventilación cruzada y la total apertura en verano, actuando casi como un trampolín sobre el agua o un porche cubierto. Podrán dormir al abierto, con vistas directas al Mar Menor, el arrullo del agua y el reflejo del paisaje a sus pies.

Una lujo para vivirlo.

This site is protected by wp-copyrightpro.com