Rehabilitación Casona Tradicional

Renovar sin perder la esencia.

Esta vivienda de principios de siglo es una joya, pero el paso del tiempo y el cambio en el estilo de vida hacen que sea necesaria una rehabilitación integral de la misma.

Nuestra cliente, una decoradora y restauradora de muebles antiguos de un gusto exquisito, sabe apreciar la belleza en los detalles.

Ya en la primera visita nos enamoramos. Esta casona de fachada protegida tenía baldosas hidráulicas variadas de delicado colorido, azulejos vidriados con cenefas y cantos tratados, complejas molduras de escayola en todas las estancias, interruptores giratorios de alta gama, carpinterías de madera maciza bellamente talladas con picaportes de porcelana pintadas a mano, zócalos de azulejos de estilo árabe e incluso arrimaderos de Onofre Valldecabres, uno de los ceramistas más importantes de la época.

Con la idea de obtener una vivienda principal con amplios espacios y un cómodo apartamento para su padre, se redistribuyó la parte más deteriorada y conservamos las estancias en mejor estado.

El acceso señorial a la vivienda antigua permanece, simbólico, marcando un eje parcial. Sin embargo, la vida actual se impone. El patio posterior se llena de vida y recibe el vehículo de la familia.

Un porche de madera te invita a pasar al luminoso espacio principal: un salón con cocina abierta y comedor, donde destacan la chimenea de fundición art-nouveau, el antiguo banco de carpintero reconvertido en isla, la cocina modular de elementos reciclados con su pared en ladrillo visto, las alfombras de hidráulicos recuperados y el patio vegetal con un amplio ventanal de palillería negra industrial.

Distribuidores multifuncionales con zócalos y escayolas restauradas mantienen la esencia de la casona y dan acceso a la zona privada.

El baño principal se compartimenta permitiendo varios usos simultáneos y aloja la antigua bañera de mármol, ahora pulida y brillante. Las fontanería vista en cobre destaca sobre los paramentos blancos. La apertura de huecos verticales con vidrios especiales permite disfrutar sin ser visto de la vegetación del patio mientras te duchas o bañas.

El dormitorio infantil se prepara de tal forma que permita su adaptación con el tiempo y se sitúa simétrico al dormitorio principal, que dispone de vestidor y baño propio. Aquí destacan las puertas talladas restauradas, los interruptores rotativos y las luminarias descolgadas, así como los sanitarios porcelánicos recuperados y las griferías de cobre sobre azulejos blancos cuadrados de junta negra. Un estilo tan actual como vintage.

En el jardín, un taller de restauración bien equipado permitirá a nuestra clienta disfrutar cómodamente de su pasión mientras ve a sus mascotas juguetear entre la vegetación.

En el apartamento se saca el máximo provecho al espacio y el esquema de cocina abierta a salón-comedor se repite. Un maravilloso patio interior con toldos de tela y paredes de adobe es el rincón de paz perfecto al aire libre.

This site is protected by wp-copyrightpro.com